Registrarse en Italia – cómo empadronarse

Bandera de Italia

Registrarse en Italia puede ser algo muy sencillo, y realmente las posibilidades de lograr quedarse a vivir en este hermoso país son bastante amplias. Sin embargo, ello dependerá de tu país de procedencia, el estatus legal que obtengas, y el presupuesto con el que cuentes para tu estadía en Italia. Por lo tanto, ten en cuenta que, la planificación es imprescindible en tu viaje.

Registrarse en Italia siendo ciudadano de la UE

La Unión Europea se fundamenta en el Estado de Derecho, lo que quiere decir que, todas las acciones que emprende se basan en los tratados que han sido aprobados voluntaria y democráticamente por todos sus países miembros. Por tanto, si un ámbito de actuación determinado no se cita en ningún tratado, la Comisión no puede proponer legislación al respecto.

Lo que debes saber es que, mediante la página de la Unión Europea, podrás conocer que se otorga la ciudadanía de la UE de forma automática a todo el que ostente la nacionalidad de un país de la UE. Algunos derechos y beneficios derivan de la legislación nacional, y estos pueden diferir de un país a otro. Otros derechos derivan del Derecho de la Unión y son, por tanto, los mismos en todos los países de la UE. Estos derechos de la UE se extienden a la vida cotidiana, desde comprar y conducir a la asistencia sanitaria y las cuestiones de familia o relaciones.

Por ende, como nacional de la UE, tiene derecho a vivir y desplazarse dentro de los países pertenecientes a la Unión Europea sin que se le discrimine por razón de nacionalidad. También puede beneficiarse de una protección al consumidor mayor que en su país de origen y, si cumple ciertos requisitos, puede acceder a la asistencia sanitaria en cualquier lugar de la UE.

Por todo lo anteriormente descrito, para los países pertenecientes a la Unión Europea, los requisitos para ingresar al país suelen ser más sencillos, como lo es el ejemplo de las personas con ciudadanía española, que solo requieren su pasaporte y DNI para residir en el país transalpino por 3 meses de manera legal.

Ahora bien, teniendo en cuenta que tu intención es registrarte en el país y prolongar tu estancia, debes saber que será necesario que realices los trámites pertinentes para asegurar tu legalidad. Y lo primero que debes tener presente al momento de llegar a Italia, es que debes asistir a una oficina de policía y reportar tu estadía en el país. Esto se llama declaración de presencia.

Una vez hecho esto, debes solicitar el código fiscal, el cual es empleado para identificar a todos los ciudadanos italianos y a extranjeros nacidos y domiciliados en Italia. Es importante resaltar que este código siempre es emitido por la Agencia Tributaria.

La certificación total de tu estadía en Italia, podrás alcanzarla una vez que obtengas la inscripción en el registro civil del municipio en donde residas en Italia. De hecho, la normativa italiana impone la obligación a cualquier ciudadano, italiano o extranjero, de inscribirse en el registro de población residente cuando pretenda establecer su residencia habitual en un municipio.

Registrarse en Italia sin ser ciudadano de la UE

Si bien puedes ingresar a Italia sin ser ciudadano europeo, sí debes tener presente que los pasos y requisitos pertinentes son más extensos y rigurosos. Inicialmente, es importante destacar que existe un listado de países que permiten la obtención de una visa y otros que no. De tal manera, este puede ser el primer paso para el registro.

Debes solicitar una visa tipo D o un visado Schengen, la cual es conocida como visados de larga duración y deberá ser solicitada basándose en la actividad que se pretende realizar, como trabajo, vida de retiro, o estudios.

Ahora bien, si posees un trabajo antes de tu llegada al país, puedes facilitar tu proceso de registro, gracias a que la empresa puede brindarte un trámite más sencillo y rápido al solicitar tu servicio. Pero, si no es tu caso, lo primero que debes hacer es acercarte para notificar tu llegada, y para ello debes dirigirte a una comisaría de policía del municipio en el que te encuentres, una vez allí asegúrate de completar los requisitos correspondientes. Hecho esto, debes comenzar a realizar los trámites para alcanzar el Permiso de Residencia. Este es un documento que habilita tu estadía y con el cual podrás acceder a los servicios.

De igual manera, te aconsejamos visitar la página oficial del Gobierno Italiano para que puedas planificarte previo a tu llegada.

Datos a tener en cuenta para el registro en Italia

Debes saber que hay procesos que pueden modificar el trámite de tu permiso de residencia, el cual es ese documento que te permitirá permanecer en el territorio italiano por más tiempo que como turista, sobre todo el motivo o justificación de tu estadía, puesto que dependiendo de la forma en la que plantees tu situación, el permiso podría agilizarse o en su defecto retrasar el proceso.

Es importante saber que, una vez obtenido el documento, podrás disfrutar de diversos beneficios como; vivir por un tiempo superior a 3 meses, viajar a países pertenecientes al espacio Schengen por un tiempo máximo de 90 días, abrir una cuenta bancaria con facilidad, y conseguir un trabajo de acuerdo a tus gustos afines.

A pesar de que el permiso de residencia te ofrece múltiples beneficios dentro del territorio italiano y gran parte de Europa. También posee limitaciones y es indispensable que las conozcas para evitar posibles inconvenientes, siendo una de ellas que no podrás vivir en otros países de la comunidad europea. Solo puedes permanecer en ellos por un máximo 90 días, El permiso de residencia tampoco te da la oportunidad de trabajar en otros países que no pertenezcan a Italia. Para esto es necesario que solicites y obtengas un permiso de la UE de larga duración, el permiso de residencia no te permite viajar a países como Estados Unidos usando solo este documento, sin pedir visa. Para lograr esto es necesario que obtengas la ciudadanía italiana, la cual podrás obtener mediante un matrimonio, o si algún familiar directo posee la nacionalidad.  

Algunos de los motivos para las solicitudes más comunes y sencillas son el permiso de espera de ciudadanía; que se les concede a aquellos ciudadanos extranjeros cuyo trámite durará más de tres meses. La residencia electiva, el estudio o formación profesional, y el permiso de trabajo autónomo, son algunos de los permisos más comunes para registrarse en Italia.

Una recomendación que te será de gran ayuda, es que los primero 8 días a tu llegada a Italia, inicies el proceso de legalidad en el país, solo si tu intención es extender tu estadía por más de 90 días. En cualquiera que sea el caso, no olvides que para obtener el permiso de residencia es imprescindible aprobar el examen de conocimiento de lengua italiana que demuestre el nivel A2.

Fuentes:

Comentarios

Otros posts relacionados

Acerca de Eupapeleo 177 Articles
Eupapeleo es una web de consejos y ayuda a hispanohablantes que quieren residir en los principales países de Europa. Burocracia, consejos del día a día y mucho más.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.