Impuestos en Reino Unido y fiscalidad

Impuestos en Reino Unido

Reino Unido es uno de los mejores destinos a vivir para los extranjeros, puesto que posee una economía sólida como nación. Los impuestos en Reino Unido son justos dependiendo de las clases sociales o el status residencial de las personas y grandes empresas. Gracias a su estructura tributaria recta, se clasifica dentro del top 10 de países más beneficiosos para hacer negocios en el mundo según informan algunos medios.

La estructura fiscal del Reino Unido está conformada por dos categorías importantes, los impuestos estatales y los impuestos locales. Estos últimos son los más comúnmente conocidos como el impuesto sobre la renta y el impuesto a las sociedades. Por otro lado, cuando se habla de los estatales, están comprendidos los impuestos municipales y las tasas aplicadas a los negocios mercantiles.

Impuestos en Reino Unido sobre los salarios

El impuesto sobre la renta aplicado en el territorio inglés está basado principalmente en el sistema PAYE, es decir, Pay As You Earn. Significa que los contribuyentes afiliados a este sistema vía nómina, pagarán un porcentaje estimado en impuestos en Reino Unido acorde al ingreso bruto anual que perciba cada persona.

Un año fiscal en Reino Unido está comprendido entre Abril y el Abril del año siguiente. De manera que todo ingreso obtenible en ese período, debe declararse a tiempo de acuerdo a la normativa fiscal preestablecida para así evitar cualquier inconveniente.

El sistema PAYE es similar o prácticamente igual a lo que se denomina como impuesto sobre la renta de personas fiscales. Gracias a esta estructura tributaria, el empleado no debe preocuparse en pagar impuestos de más cuando su condición laboral sea cambiante. Es decir, pagará los impuestos dictados por la ley de acuerdo al ingreso anual y no por cada salario que perciba en cada trabajo que desempeñe.

Reino Unido ofrece entre su normativa tributaria un “alivio fiscal” para aquellos subsidios personales que la persona perciba. Sin embargo, esto no aplica para las deducciones realizadas por gastos médicos, pensiones o de seguridad social.

Los impuestos en Reino Unido también están regidos por un sistema de tasa porcentual progresiva como respaldo al sistema PAYE. Siendo un máximo del 45% a declarar para aquellos ingresos superiores a las 150.000 GBP.

Impuestos en el país según clases o tipo de trabajador

El Reino Unido dispone de una política de protección para aquellos cuyos ahorros no superen a las 5.000 GBP, dejando en 0 el porcentaje a declarar por impuestos. Por ende, cualquier otro ingreso que no esté relacionado a intereses bancarios, no será grabado gracias a la aplicación de esta excepción.

Por otra parte, los impuestos en Reino Unido basados en sociedades, se implementan de manera similar a otros países como Italia. De modo que las empresas o sociedades mercantiles que se registren en la nación, consideradas como residentes, deben declarar impuestos con base en los ingresos mundiales de la compañía.

En contraparte, sociedades mercantiles foráneas son contribuyentes únicamente de los ingresos que se obtienen por transacciones en Reino Unido. Asimismo, sin importar el origen de la sociedad comercial, las ganancias obtenidas por dividendos no se incluyen en la contribución de los impuestos.

Se considera que la tasa estándar a cancelar para el presente año está en descenso, fijada actualmente en 19%, de manera que deben ceñirse estrictamente a tal cifra para consignar un buen ejercicio fiscal. 

Declaración de la renta en Reino Unido

Gracias al sistema PAYE, en Reino Unido la declaración de la renta no es tan habitual como en otros países europeos. Toda la información detallada sobre la declaración de la renta en Reino Unido puedes encontrarla en nuestro post dedicado a la misma.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.