Bandera de Irlanda – Historia y curiosidades

Bandera de Irlanda

Tal como lo indica su nombre, la bandera de Irlanda es el símbolo patrio de la República de Irlanda. Al igual que muchas, es uno de los prospectos que mayor riqueza en historia posee, así como diversas curiosidades de trasfondo. Incluso, la belleza de sus colores posee diferentes interpretaciones que son llamativas de conocer y aprender.

Estructuralmente, la bandera irlandesa está compuesta por un tricolor específico y característico de la nación. Estos el verde, blanco y naranja claro dispuestos en ese orden como tal, pero que no siempre fue de la misma manera. Además, es importante resaltar la diferencia entre esta bandera y las de Costa de Marfil, India y Nigeria, compartiendo los mismos colores, pero no la seguidilla.

Actual bandera de Irlanda: colores y forma

La actual bandera de Irlanda sigue el formato de otras como la francesa, estructurándose de manera rectangular. Asimismo, sus colores ya especificados, verde blanco y naranja, están divididos en grandes franjas verticalmente.

Colores de la bandera irlandesa

Como se ha venido indicando, los colores de la bandera irlandesa en la actualidad son el verde, blanco y naranja. El último posee una tonalidad bastante clara y se diferencia fácilmente a simple vista.

Como tal, la bandera de Irlanda es bastante parecida morfológicamente a la nigeriana, marfileña e india. Con relación a la bandera de Costa de Marfil, describe los colores de manera invertida y además en otras proporciones.

En lo que respecta a la bandera de la India y la de Nigeria, igualmente trazan el mismo tricolor, pero orientados en forma horizontal. Como ya se describió, las franjas de la bandera de Irlanda se encuentran en iguales proporciones, pero verticalmente.

Por su parte, tampoco se debe confundir la bandera irlandesa con aquella perteneciente a la República de Irlanda del Norte. Esta nación, aunque comparte territorio con la primera nombrada, utiliza otro símbolo patrio como identificación nacional.

Forma actual de la bandera de Irlanda

Bandera de Irlanda

La forma actual de la bandera de Irlanda es un conglomerado histórico de tres colores cuyo origen es diverso según la historia. Aun así, la adopción principal de este tricolor se hizo oficial en el año 1982 como tal.

Desde ese momento, se estableció que este símbolo patrio utilizaría oficialmente el verde, blanco y naranja como bastiones de identificación. Asimismo, rompió paradigmas con estas tonalidades debido a que muy pocos países en el mundo lo han incorporado.

En cuanto a su forma oficial y representativa, es una pañoleta horizontal o rectangular como cualquier otra. En ese sentido, dispone de tres franjas con los colores previamente descritos y mencionados, cada uno constituyendo un tercio de la bandera.

Desde el punto de vista proporcional, la bandera de Irlanda describe medidas generales de 1:2, siguiendo el mismo patrón que otras banderas. Todas estas características están excelentemente especificadas en los estatutos del gobierno de la república como tal.

Por otro lado, su originalidad y la basa de la fórmula de su forma fue diseñada y creada en el año 1848. Según un breve relato, tiene raíces desde el punto de vista religioso en donde el modelo ulterior fue entregado al mismísimo Thomas Francis Meagher.

 Significado de la bandera de Irlanda

El significado de la bandera de Irlanda va más allá de lo que realmente se conoce, poseyendo una vasta historia en su conceptualización. En primera instancia, se dice que su creación data aproximadamente del año 1848. Es importante conocer el hecho dado que establece un equilibrio entre los significados de cada color.

De la mano de una reconocida asociación de mujeres católicas de la época, se promulgó un diseño presentado a Thomas Francis Meagher. Este mismo modelado contaba con el color verde más el blanco en medio de éste y el naranja.

Según el relato, esta asociación de mujeres devotas se preocupaba por la crisis bélica cívico-religiosa que atravesaba la nación. Por un lado, representaron en color verde a los manifestantes religiosos o católicos y, con el naranja, a los civiles en contra.

Dos bandos con ideologías diferentes, pero que seguían siendo seres humanos y que podían alcanzar un acuerdo de paz. Un concepto que se enmarcó en el color blanco y de allí, se arrojó la apariencia principal de esta bandera como tal.

El impacto que generó esta creación por parte de la asociación mencionada, gustó a las diferentes personalidades importantes de la época. Rápidamente ganó quilates en cuanto a fama se refiere, ocupando puestos altos de prestigio. Sin embargo, a pesar de lo imponente que resultaba ser, no fue hasta casi un siglo después en donde realmente se conoció su significado y se avaló.

Algunas consideraciones erróneas

Bandera de Irlanda

El significado de la bandera de Irlanda fue progresivamente tergiversado en variados puntos de la historia. Este hecho se debió de manera fundamental a la influencia de Guillermo de Orange, quien, paradójicamente, se oponía al color naranja.

El reinado inicial de Guillermo de Orange hizo especificar que el naranja se viera como amarillo o incluso dorado. Gran parte de estas aceptaciones pueden encontrarse en poemas y escritos correspondientes al momento de este mandato.

Por otra parte, también influyó el hecho de que el modelo creado por la asociación de las mujeres católicas de aquel entonces, no fuera oficializado. Desde 1848 hasta 1918, no se produjo un consenso fidedigno sobre el principal símbolo patrio de la República de Irlanda. Es por ello que, a lo largo de su historia, sufrió diferentes modificaciones o interpretaciones.

Sin embargo, hoy en día la bandera de Irlanda de acuerdo a sus normas jurídicas es la que se conoce normalmente. Sus colores verde, blanco y naranja conservan los significados por lo que fueron promulgados. Y, hasta los momentos, no existe ningún plan o controversia que vaya a afectar esta derivación como tal.

Historia de la bandera de Irlanda

De acuerdo a la versión de la historia, el origen de la bandera de Irlanda es diverso, pero todos concuerdan en un punto. Este se refiere al hecho de que fue izada o mostrada por primera vez por el prócer Thomas F. Meagher en el año 1848.

Algunos relatos cuentan que Meagher fue la mente maestra detrás de la creación de la bandera. Otros especifican que fue aquella vieja asociación de mujeres religiosas quien se responsabilizó por el modelo y posteriormente se entregó a Meagher.

A su vez, también se piensa que la bandera de Irlanda surge a raíz de una escarapela en 1830 que sirvió como inspiración. Los colores que estaban impresos en ella llamaron poderosamente la atención siendo poco convencionales, pero con significados puros.

Estos mismos colores igualmente simbolizaban o recreaban a la bandera francesa, pero sin contar con los mismos colores. Básicamente, era una forma de conmemorar a la Revolución Francesa quien estaba siendo suscitada durante ese momento.

El reconocimiento de esta simbología se encarnó por el mismo Thomas F. Meagher, protagonista de la historia, en 1848. Tras expandirse la idea de la escarapela y sus colores, posteriormente los plasmaron en una bandera extraoficial.

La que sería reconocida como la bandera de Irlanda rápidamente se posicióno en los corazones de los independentistas. Sin embargo, no fue sino hasta el año 1918, tras los hechos ocurridos en la Revolución de Pascua, que finalmente se logró un consenso. Con el pasar del tiempo, se adoptó de manera definitiva hasta lo que es hoy.

Comentarios

Otros posts relacionados:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.