Impuestos en Bélgica y sistema fiscal

Impuestos en Bélgica

El sistema fiscal de Bélgica es uno de los más complejos en comparación con el de otros países de la Unión Europea. Aun así, los belgas tienen una enorme conciencia de su aportación a la administración tributaria. Los impuestos en Bélgica son un pilar fundamental para desarrollar su economía y ofrecer servicios de Seguridad Social.

¿Cómo es el sistema fiscal de Bélgica?

La carga fiscal (relación entre los ingresos de la hacienda pública de un país y su producto nacional bruto) ha sido considerable, con un llamativo 45,9% en 2018. Desde entonces, el porcentaje ha variado ligeramente. Por otro lado, la presión fiscal de Bélgica está cerca de las cifras de Francia con un 47,4% y Dinamarca con un 46,9%.

Bélgica supera a fecha de hoy la media de la carga fiscal de los países de la Unión Europea con un 41,1% y a la de la eurozona con un 41,6%. Estas cifras implican que la presión fiscal es elevada, lo que se debe en parte a la necesidad del país por cubrir la Seguridad Social y asegurar su economía.

Desde 2020, el país obliga a que aquellos con ingresos naturales superiores a 35.000 euros declaren más del 45,9% de sus ganancias, incluyendo impuestos y contribuciones a la seguridad social.

Bélgica organiza la recaudación de impuestos de forma semestral y anual. De esta forma, los ciudadanos con ingresos declarables deben completar y presentar su declaración de impuestos (conocida como Declaración de la renta). Aquí se especifican todos los ingresos semestrales o anuales que ha tenido un trabajador, pensiones, ganancias de bienes inmuebles, manutenciones y subvenciones.

Los impuestos en Bélgica se organizan en niveles y cada grupo tendrá que aportar un porcentaje determinado, como te hemos explicado en otros artículos.

El impuesto sobre la renta en Bélgica va de la mano de otros tributos como pueden ser los impuestos por ingresos de bienes inmobiliarios o corporativos. La tramitación de la renta puede ser compleja, más aun teniendo en cuenta los impuestos derivados de ella, por lo que muchos belgas recurren a un profesional en la materia.

Impuestos sobre el salario en Bélgica

En condiciones normales, los trabajadores deben afrontar cada final de mes el pago de sus obligaciones fiscal para contribuir a la recaudación pública. Los belgas están bastante concienciados en ello, aunque incumplir estas leyes puede acarrear fuertes sanciones económicas.

El dinero que tendrá que destinar cada trabajador al pago de los impuestos en Bélgica es administrado por la empresa o institución empleadora y se muestra en la nómina o contrato laboral. El empleador calcula un porcentaje que va a deducir del sueldo del empleado y se encargará de ingresarlo, por lo que el trabajador no interviene directamente en el proceso.

El porcentaje del salario bruto destinado al pago de impuestos en Bélgica varía desde el 25% hasta el 50%, según recoge Vivir en Europa

  • Hasta 13.540 euros brutos al año: 25% del salario.
  • De 13.541 euros brutos a 23.900 euros brutos anuales: 40% del salario.
  • De 23.901 euros brutos a 41.360 euros brutos anuales: 45% del salario.
  • Más de 41.361 euros brutos anuales: 50% del salario.

Existen situaciones en las que el trabajador puede realizar varios empleos con nóminas y condiciones diferentes. En estos casos, el trabajador debe declarar igualmente el porcentaje correspondiente a los dos sueldos. Los belgas no declararán la media de ambos como puede suceder en otros países.

¿Debo realizar la declaración de la renta en Bélgica? El impuesto sobre la renta se aplica a todas las fuentes de ingreso generadas en Bélgica por una persona física que haya registrado su domicilio económico en el país.

Impuestos en Bélgica según clases o tipo de trabajador

Las deducciones y reducciones fiscales relacionadas con los impuestos en Bélgica tienen algunas diferencias según el tipo de trabajador o las clases laborales. Esto se debe a que los gastos mercantiles, el seguro médico, el seguro social o las pensiones laborales o alimentarias no son las mismas para cada rama laboral.

Por lo general, los impuestos sobre las clases o el tipo de trabajador son entre el 40,3% y el 60,2% en 2022 en Bélgica. La cifra es más alta que en años anteriores en torno al 39%, aunque más baja que entre los años 2000 y 2015 con impuestos del 42 al 43% sobre las ganancias.

Los niveles sociales y laborales son importantes en Bélgica ya que en base a ellos se determina el porcentaje que debe pagar cada empleado de su salario bruto. Basándonos en la clase social o el tipo de trabajador, existen 4 tipos de impuestos en Bélgica:

  • Impuesto sobre la renta básica: Este impuesto también es conocido como ingreso del trabajador y es uno de los sistemas más populares en Bélgica.
  • Impuesto empresarial: Está destinado a las grandes empresas, organizaciones o instituciones laborales.
  • Impuesto a la persona no residente: Este impuesto se aplica a todos los extranjeros con estancia de más de 6 meses en el país.
  • Impuesto a corporaciones: Esta contribución se aplica a todas aquellas empresas o personas jurídicas que cuenten con instalaciones de empresa que estén registradas.

El Gobierno Federal de Bélgica ha asegurado que no creará nuevos impuestos para incentivar la actividad económica y la creación de empresas en el país. Además, aumentará los controles a empleados y empleadores para combatir el fraude fiscal y social, recoge la Oficina de Información Diplomática de Bélgica.

Declaración de la renta en Bélgica

El Servicio Público Federal de Finanzas de Bélgica es el organismo encargado de recibir las declaraciones de la renta de los trabajadores. A su vez, se pondrá en contacto con los ciudadanos para advertir de los tiempos de entrega, la forma (correo físico o en línea) y la resolución.

Todo ciudadano de Bélgica y extranjero que ha generado ingresos en el país tiene la obligación de ponerse al día con los pagos fiscales una vez al año. La declaración de la renta en Bélgica es un ejemplo de ello. Puedes conocer más sobre este impuesto en nuestro post.

Comentarios
Otros posts relacionados
Acerca de Víctor Tejedor 90 Articles
Máster en comunicación digital por la Universidad de Tilburg. Más de 10 años viviendo, estudiando y trabajando como expat en Bélgica, Francia, Alemania y Países Bajos. Durante todo este tiempo he echado de menos más información de ayuda a extranjeros e intento que esto cambie para todos los hispanohablantes que comienzan con una aventura similar. Espero que todo el papeleo que he tenido que hacer en todos estos países y las enseñanzas obtenidas, puedan servir de ayuda a los que están por llegar.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.